"The rising sun breaks through the clouds as climbers near the summit of Mt. Kilimanjaro, Tanzania."

Como Convertí mi Entrenamiento en una Aventura, La Cima Uhuru.

En la expedición que llevaba cinco días de haber cruzado la puerta de Machame; los ocho senderistas que iniciamos la aventura, estábamos ansiosos de conquistar la cima Uhuru, sin saber, que solo seis llegaríamos a completar nuestra meta.

Hoy será un día largo, pues aun caminamos hacia lo que será nuestro último campamento de reposo; Kosovo Camp a 4,800 msnm. Descansaremos y retomaremos nuestro ascenso final hacia la cima a las 11:00pm. Nuestro guía Erick, calcula 7 horas de caminata continua para llegar al filo de la cresta a las 6:00am y observar la maravillosa salida del sol.

El reto más grande que he tenido en esta expedición es el poder controlar el frio durante las noches, pues, la temperatura llega a los 05 grados bajo cero, con una sensación térmica de -15 grados ., para mantener el cuerpo en calor, mantenerse en movimiento es importante además de hacer tus necesidades fisiológicas durante el día, luego que en la noche es absurdo salir de la tienda, bajo temperaturas casi polares.

La caminata comenzó a tiempo, siendo las 23:00hrs con cielo despejado, partimos hacia la cima solo con nuestras lamparas y a la luz de luna llena que alumbraba el camino escarpado, por donde Erick precisaba, debíamos ascender.  Han pasado las 7 horas más largas de mi vida, pienso que nunca llegaré, pero, de que sirve tantas horas de entrenamiento o tantos kilómetros trotados si en estos momentos decaigo y me rindo ante semejante reto; los «Porters» para animar tan larga caminata entonaron cantos a capela que alimentaron mi voluntad y determinación; y casi con la exactitud de un reloj suizo, a las 6:05am llegamos a la cumbre. Stella Point a 5,750 msnm e increíblemente en el horizonte se asomaba el sol que daría calor a todo ser vivo en el continente completo.   Cuarenta minutos más tarde alcance el punto más alto de la cima, Uhuru Peak a 5,895 msnm.  Fui el último en llegar, los «Porters» me animaban diciendo, “polepole rafiki, wewe ni karibu huko.”  Despacio, despacio amigo, ya casi llegas. 

Una hora fue el tiempo suficiente para disfrutar de nuestro éxito en la conquista de Kibo y contemplar los últimos glaciares que aún quedan en la cima del macizo Kilimanjaro y los únicos del continente africano, antes de nuestro descenso, el cual tomaría 7 horas más.

Pico Uhuru, punto mas alto de africa

Y así es como convertí mi entrenamiento en una aventura, tomé todas esas horas de esfuerzo físico las empaque con voluntad y una pizca de audacia y me encamine a un viaje que jamás olvidaré. Gracias #asiviajo

No dejes que pase el tiempo sin que cumplas los deseos que tienes, solo toma la decisión y emprende el próximo episodio de una vida llena de aventuras.

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Previous Post Next Post

Deja un comentario